Noticias

Volver

Reclamos a Gael García Bernal en la producción de "Chicuarotes"

Noticias

Publicado: 12/06/2019

A menos de dos semanas de su estreno en salas mexicanas, "Chicuarotes", la segunda realización de Gael García Bernal, estrenada el pasado mayo en Cannes, está recibiendo una promoción no precisamente positiva, que llega del lugar donde se rodó, San Gregorio Atlapulco, en Xochimilco, al sur de Ciudad de México. Representantes vecinales acusan al actor, cineasta y productor de incumplir sus promesas tanto económicas como desde el punto de vista de la imagen turística del lugar.

Cuenta ¡Pásala! que durante tres meses, de noviembre del 2017 a enero del 2018, Gael llegó con todo su equipo y pidió ayuda a Humberto Galicia, presidente del Comité de la Feria de San Gregorio y representante vecinal, para conseguir todo lo que hiciera falta en la película, con la condición de ayudar en la reconstrucción de la iglesia y algunas zonas, así como la reactivación económica y turística del lugar.

Con el tiempo, siempre según el mismo medio, los vecinos descubrieron que la aportación para la iglesia se limitó a 15 000 pesos (menos de 800 dólares). Tampoco quedaron contentos quienes trabajaron directamente en el rodaje, como extras o figurantes. Por más de 13 horas de trabajo quiso pagarles sólo 100 pesos (5,2 dólares).

"Nos quedamos muy molestos y hablamos con su equipo, nos aseguraron que si les iba bien con el estreno de la película, nos ayudarían; pero ese no fue el trato", dijo Galicia al diario.

Finalmente, consideran que el prometido apoyo turístico a la localidad al aparecer en "Chicuarotes" sería justo lo contrario, ya que al ver el trailer del film dedujeron que presentaba a San Gregorio como un barrio "bravo, peligroso e inseguro".

No hay reclamación posible, dicen los pobladores, porque todo lo comprometido fue verbalmente, sin contrato o documentos por medio, así que sólo les queda el derecho a la queja pública.

La película se titula así por un mote relacionado con el chile chicuarote, que sólo se da en Xochimilco.

La visión que tiene Gael García Bernal sobre el rodaje y su relación con los lugareños es bien diferente. En la entrevista concedida a NOTICINE.com durante el Festival de Cannes, donde se proyectó la película fuera de concurso, declaraba: "Parte de lo que tuvimos que lograr fue 'hacernos al sitio', volcarnos en San Gregorio y hacernos de su gente, nos tuvimos que incorporar al terreno. Pero no es para nada hostil, el pueblo es hermoso. Esta es una fábula. La gente es divina y siempre nos ayudó mucho. Cientos de personas trabajaron en la película y, de hecho, muchos jóvenes se dedican ahora al cine. Resultó una experiencia muy productiva para todos".

© ViendoMovies-NOTICINE.com