Noticias

Volver

Crítica: "Las formas antiguas / The Old Ways"

NOTICIAS

Publicado: 14/09/2021

Por José de Jesús Chávez

   El asunto de la brujería tiene distintas acepciones según las regiones o 
   los países en donde se practica, apegándose a los valores e 
   idiosincrasia locales. Es un tema también muy explorado en el cine de 
   formas diversas, con resultados distintos.

   En el caso de "Las formas antiguas / The Old Ways" (2020), que ha 
   estrenado Netflix, dirigida por Christopher Alender, la historia se 
   desarrolla ni más ni menos que en Catemaco, la localidad veracruzana 
   célebre por sus brujos (la mayoría hombres) y sus prácticas 
   prehispánicas sanadoras, liberadoras y purificadoras: quitan hechizos y 
   alejan a los malos espíritus o bien invocan a los buenos. Por lo mismo 
   es un sitio turístico muy concurrido por gente de todas las clases 
   sociales y diversas partes de México y del mundo.

   Cristina López (Brigitte Kali Canales) es una periodista nacida 
   precisamente en Catemaco que desde niña es llevada a vivir a Los 
   Ángeles, California, al quedar huérfana porque su madre muere en un 
   exorcismo luego de ser poseída por el demonio. Veinte años después, 
   Cristina regresa a su tierra natal para elaborar un reportaje sobre las 
   costumbres curanderas locales. Sin embargo, se le ocurre visitar unas 
   grutas conocidas como "La Boca", un lugar prohibido por ser diabólico. 
   Su prima Miranda (Andrea Cortés) la encuentra desfallecida y la lleva 
   con la bruja Luz (Julia Vera) y el hijo y ayudante de ésta, Javi (Sal 
   López), quienes detectan que, efectivamente, a Cristina se le ha metido 
   el demonio y habrá que sacárselo, aunque ella reniegue. Presa en una 
   especie de mazmorra mística, con el paso del tiempo Cristina se dará 
   cuenta de que la posesión podría ser cierta.

   El relato de este film se desarrolla de manera fluida y con los 
   convencionalismos del cine de terror bien presentados y aprovechados. 
   Igualmente, los efectos especiales son de calidad y se utilizan 
   eficazmente para generar legítimas sensaciones de terror. Además, el 
   diseño de producción es adecuado y la musicalización con canciones y 
   sones jarochos alusivos a la temática central es acertada.

   Por otra parte, el personaje principal experimenta una fuerte 
   transformación: alejada de su contexto ancestral y convertida en audaz 
   investigadora periodística, Cristina enfrenta lo que dejó en el pasado y 
   que ahora contrapone con una serie de valores anglosajones (no creer 
   supercherías e inyectarse droga), sólo que los reclamos de su prima 
   ("¿Eres familia? No lo has sido en 20 años"), la lectura de unos 
   manuscritos antiguos y lo que experimenta literalmente en carne propia 
   al tener el demonio en su cuerpo la orillan a creer en tal hechicería y 
   después a asumir una responsabilidad que nunca pensó. "The old ways" 
   tiene una similitud con "La bruja" (2015), donde la protagonista también 
   se ve obligada a seguir un camino ya marcado, solo que en esta cinta de 
   Robert Eggers la "elegida" es una adolescente que al final ve con agrado 
   su nueva vida.

   A pesar de sus aciertos genéricos, "Las formas antiguas" es una obra que 
   recrea en cierta y escasa medida el ambiente de Catemaco al dejar de 
   lado sus costumbres y ritos reales, y sólo aprovecha la fama de este 
   lugar para situar una convencional historia de terror, bien 
   estructurada, bien contada, bien actuada, bien producida y dirigida. Es 
   decir, para los fanáticos del género está muy bien y es recomendable, 
   pero cultural y antropológicamente aporta casi nada, sin embargo, ésta 
   no parece ser su intención final ¿Habrá alguna mujer en Catemaco que se 
   llame Miranda? Está al momento entre las películas más populares de 
   Netflix México.

   © Correcamara.com / ViendoMovies-NOTICINE.com