Noticias

Volver

Ricardo Darín se une al recuerdo de las víctimas de la AMIA con monólogo de "El gran dictador"

NOTICIAS

Publicado: 31/07/2020

En 1939, cuando la II Guerra Mundial acababa de iniciarse, y con los nazis invadiendo media Europa, Charles Chaplin rodó una de las comedias políticas más valientes de la historia, "El gran dictador / The Great Dictator", que además de denunciar el horror del fascismo y sus líderes, incluía un monólogo que en pocas palabras desmontaba los cimientos de aquella ignominia y enfrentaba las teorías de la xenofobia, la supremacía y el odio con los sentimientos que nos unen como seres
humanos: la fraternidad, el respeto, la empatía... Ahora, esos mensajes sirven para que -en la voz de Ricardo Darín- la Argentina recuerde a las víctimas del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) de Buenos Aires, donde murieron 85 personas y más de 300 resultaron heridas.

Esta iniciativa de Elio Kapszuk, dirigida por Cecilia Atán y con música de Leo Sujatovich, ha dado lugar a una pieza audiovisual titulada "Detengamos el odio”.

"El hecho de tener que ponerle la voz y el cuerpo a un texto tan tristemente vigente hoy, fue un gran compromiso y un desafío, pero la causa lo amerita. Fue un honor haber sido convocado nuevamente por AMIA, en una fecha tan significativa, siguiendo con el reclamo de justicia para todos los que deseamos vivir en un mundo en paz”, ha dicho el reciente protagonista de "La odisea de los Giles".

El veterano actor porteño es un ejemplo vivo de solidaridad y empatía con los que sufren. Esta misma semana la prensa local informó de que en plena pandemia del COVID-19, que ha agudizado la crisis económica del país, participó junto a su mujer, Florencia Bas, en un reparto de alimentos organizado por Cocina Solidaria. Darín también colabora con otra ONG, Seamos Uno, que también organiza la entrega de lotes de comida a personas necesitadas.

La paralización de la industria del cine en casi todo el mundo y el propio cansancio del internacional astro argentino han dejado de momento vacía su agenda de estrenos y rodajes.

Pueden ver el vídeo de Darín con el monólogo final de "El gran dictador" 
aquí (https://youtu.be/_Nl2EvQwItY), pero también pueden leer su texto:

"Lo siento, pero no quiero ser emperador. Ese no es asunto mío. Yo no quiero dominar ni conquistar a nadie. Me gustaría ayudar a todos de ser posible. Todos queremos ayudarnos unos a otros. Los seres humanos somos así. Queremos vivir para hacer felices a los demás, no para causar la miseria del otro. No queremos odiar ni despreciar a nadie. En este mundo hay lugar para todos.

Pero la codicia ha envenenado el alma, ha levantado barricadas de odio, nos ha empujado hacia la miseria y las matanzas. Nos hemos desarrollado muy rápido, pero nos hemos encarcelado en nosotros mismos. La maquinaria que crea abundancia, nos deja en la necesidad. Nuestros conocimientos nos han hecho cínicos; nuestra inteligencia, duros y desconsiderados. 
Pensamos demasiado y sentimos muy poco. Más que maquinaria, necesitamos humanidad; más que astucia, amabilidad y gentileza. Sin estas cualidades la vida será violenta y todo estará perdido.

Los aviones y la radio nos hacen sentirnos más cercanos. La verdadera naturaleza de estos inventos exige bondad humana, exige fraternidad universal y la unión de las almas. A aquellos que me pueden oír, les
digo: no desesperen.

El odio pasará. No se rindan. Ustedes no son máquinas, no son ganado, son seres humanos y llevan en sus corazones el amor de la humanidad. 
¡Unámonos! Luchemos por un mundo nuevo. Por un mundo que garantice a las personas un trabajo, a la juventud un futuro, y a la vejez seguridad. 
Luchemos para liberar al mundo, para acabar con las barreras, para acabar con la codicia, con el odio y la intolerancia. Luchemos por un mundo en que la ciencia y el progreso conduzcan a la felicidad de todos. 
¡Unámonos! ¡Unámonos todos!”.

© ViendoMovies-NOTICINE.com