Noticias

Volver

Sebastián Cordero reflexiona sobre su carrera ante el estreno de "Sumergible"

NOTICIAS

Publicado: 05/04/2021

Sebastián Cordero, uno de los directores de Ecuador más reconocidos, 
habla sobre su trayectoria y sobre su visión del cine como "cinéfilo y 
como cineasta", con motivo del reciente estreno ecuatoriano de 
"Sumergible", film de su compatriota Alfredo León, del que es coproductor.

Cordero, conocido por títulos como "Crónicas", "Rabia" o "Sin muertos no 
hay carnaval", entre otras, saltó a la fama con "Ratas, Ratones y 
Rateros" (1999), un film que se convirtió en una de las obras 
ecuatorianas de mayor renombre y de gran orgullo nacional sobre la que 
destacaba en una entrevista para El Comercio: "Lo que pasó con ‘Ratas’ 
es que se volvió un emblema y la gente se identificó. Eran tiempos en 
que comenzaba el ‘sí se puede’. Creo que, si me pusiera a hacer una 
película pensando en que quiero lograr eso, me muero".

Ahora presenta "Sumergible", un largometraje que coproduce bajo la 
dirección de por Alfredo León, que narra la historia de cuatro narcos 
que quedan atrapados en un submarino con un desperfecto. Al igual que en 
la cinta de Ratas, los personajes transgreden más allá de sus problemas: 
"Me interesa la transgresión, los personajes oscuros, supongo que hay un 
tema de sacarse los monstruos que uno tiene".

Para el ecuatoriano el ser cineasta conlleva una responsabilidad: 
"Tienes que acompañar la película hasta el final y hacer la mejor 
versión posible. Y te das cuenta de repente que debes hacer cambios por 
razones logísticas, prácticas y de presupuesto. Hasta hay cosas que 
pasan que están más allá de cualquier presupuesto. Un actor se peleó con 
su pareja y lo echaron de la casa y no estaba en la onda necesaria para 
la escena que querías filmar. Y lo que toca es buscar la solución".

La industria del cine se encuentra en un momento complejo por la crisis 
del COVID-19 que ha provocado que se paralice y ralentice la producción 
cinematográfica, un golpe duro que acentúa aún más la visión de Cordero 
sobre la posibilidad de llevar a cabo ciertas ideas: "Los proyectos son 
como los sueños. En la cabeza sabes que algún día quisieras que se 
materialice en una película. Pasan los años y, por el hecho de que no 
son fáciles de levantar, muchos se quedan en el archivo de proyectos. Y 
hay algunos que yo sé que se harán y otros que no. Uno vive con el sueño 
de esas películas futuras. Sería interesante hacer un documental de 
guiones no producidos, de cosas que no lograron ver la luz".

El quiteño difiere en su percepción sobre sus gustos cinematográficos 
dependiendo si está tratando un film como cinéfilo o cineasta: "Como 
cinéfilo, veo películas de géneros distintos; como cineasta, me 
concentro en algo que no es una decisión consciente porque quiero 
explorar diversos caminos". Aunque la devoción que siente Cordero sobre 
el cine es inmensa, no niega el agotamiento y cansancio que suponen los 
rodajes: "Son días durísimos. Rodar 45 días es correr una maratón. No 
todos los días serán buenos. Habrá cinco días increíbles, unos cinco 
horribles. Es así. Hay que sacarle el jugo...". Y aunque lo complejo sea 
sacarle el jugo a lo malo, el ecuatoriano tiene claro la forma de 
hacerlo: "Minimizándolo, buscando la manera de destilar la esencia. 
Generalmente lo malo no es malo de gratis. Suena simplista, pero si algo 
no está funcionando es porque hay algún elemento que no calza y muchas 
veces no nos damos cuenta. Son cosas en las que vienes trabajando mucho 
tiempo; en el papel funcionaban y de repente algo no calza".

Tras 23 años de trayectoria y con las visiones muy claras sobre la 
industria cinematográfica y su funcionamiento, Sebastián Cordero estrenó 
"Sumergibles", que ya puede verse en las salas de cine y en la 
plataforma de streaming, Touché Premiere.

© ViendoMovies-NOTICINE.com